viernes, 24 de octubre de 2014

La historia de Villamayor como Parroquia Rural



Hace un tiempo hablábamos de las parroquias rurales debido al peligro que corrían con la reforma de la administración local, ahora vamos a profundizar en el origen de parroquia rural de Villamayor, que nos hace tener un estatuto especial y capacidad de decidir, ojala nunca perdamos esta seña de identidad. 

Como precedente a la obtención del estatus que tiene ahora la parroquia encontramos alguna noticia sobre los primeros movimientos organizativos en Villamayor. En la obra Asturias Monumental y diplomática de Ciriaco Miguel Vigíl, publicado en Oviedo en 1887, nos comenta el autor que en 1820 “Las jurisdicciones de Vallobal y Villamayor inclusas en el territorio de Piloña, constituyeron Ayuntamiento en la época constitucional”. Esta noticia estaría encuadrad dentro del trienio liberal español, en el cual se recupera la Constitución de 1812.


Otra reseña que nos habla de cierto grado de autonomía de Villamayor se produce unos años más tarde, en 1869. En Villamayor se forma un Comité republicano, primero de manera provisional, y más tarde de forma definitiva, en septiembre de 1869, podemos leer en el periódico La República Española lo siguiente: “En este día, reunidos según convocatoria, los nueve ciudadanos que han resultado con mayoría de votos, en los sufragios prestados los días 4, 5 y 6 para componer el Comité.”

Quedando el Comité formado de la siguiente manera:
  • Presidente: Enrique González Rubín.
  • Vicepresidente: José Blanco Suárez.
  • Vocales: Eugenio Díaz (y representante en el Comité de distrito judicial o en el provincial), Antonio Álvarez Piloña, Pedro Granda, Bernardo Arena, José María Arena y Victoriano Prida.
  • Secretario: Benigno Sánchez Zarabozo.
La República Española

En Villamayor a 14 de septiembre de 1869.

Este Comité se encuadra en un periodo histórico muy interesante que comienza con el fin del reinado de Isabel II en 1868, aprobándose la Constitución un año después, previa a la monarquía democrática de Amadeo I (1871-1873), culminando todo con la llegada de la I República el 11 de febrero de 1873. Pues en esta época tan convulsa de la historia de España Villamayor ya tuvo una organización política propia aunque no sabemos que atribuciones y grado de autonomía tendrían.

La forma de administración local en España conocida como entidad local menor fue creada por el Estatuto Municipal de 1924, con José Calvo Sotelo como director general de la Administración. Dicho estatuto señalaba en su artículo 2º que:

Bajo la denominación de Entidades locales menores se comprenden los anejos, parroquias, lugares, aldeas, caseríos y pedanías que, dentro de un Municipio, y constituyendo núcleo separado de edificaciones, forman conjunto de personas y bienes, con derechos o intereses peculiares y colectivos, diferenciables de los generales del Municipio.

Real decreto-ley aprobando el Estatuto municipal.
Dichas entidades tenían una personalidad jurídica distinta a la del municipio en que radicaba. La representación legal de las entidades locales menores correspondía a su junta vecinal, que tenían la misma capacidad en relación a bienes, contratos, obras y servicios públicos y acciones civiles, criminales, administrativas y contencioso-administrativas que un ayuntamiento.

Si tenían menos de 100 habitantes se regían por concejo abierto. La Junta estaba formada por un presidente y dos vocales adjuntos. En caso de la que la entidad local menor fuera una parroquia la junta se denominaba parroquial en vez de vecinal.

Si tenían una población superior a 100 habitantes, y en especial las que formaban barriadas o anexos urbanos agregados a grandes poblaciones, la junta vecinal estaba compuesta por tantos vocales como concejales le correspondería de ser un ayuntamiento.

Información extraída de: http://es.wikipedia.org/wiki/Entidad_local_menor

En Asturias se regulan como parroquias rurales de la siguiente manera:

Se denomina parroquia rural a las entidades de ámbito territorial inferior al concejo del Principado de Asturias, España, que gozan de personalidad jurídica propia distinta al concejo (municipio) al que pertenecen.

El artículo 6.2 del Estatuto de Autonomía de Asturias reconoce dicha personalidad jurídica de la parroquia rural como «como forma tradicional de convivencia y asentamiento de la población asturiana». Así mismo, el artículo 11 de dicho Estatuto reconoce las competencias del Principado de Asturias en materia de Régimen Local. Dentro de la misma, según el artículo 45 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, las Comunidades Autónomas pueden dictar leyes para regular las entidades de ámbito territorial inferior al municipio, para la administración descentralizada de núcleos de población separados, bajo su denominación tradicional.

En virtud de lo anterior, la Junta General del Principado de Asturias aprobó la Ley 11/1986, de 20 de noviembre, por la que se reconoce la personalidad jurídica de la parroquia rural. Dicha ley recoge, entre otros, los aspectos relativos al procedimiento de reconocimiento de las parroquias rurales, sus competencias, el régimen orgánico y funcional de las mismas y sus recursos.

La parroquia se rige por un Presidente y una Junta. El Presidente cumple funciones similares a las de un Alcalde dentro de la parroquia y la Junta las de un pleno municipal. La Junta estará compuesta por un número no inferior a dos ni superior al tercio de concejales previstos en el municipio del que formen parte, elegidos según los resultados de las elecciones municipales para ese distrito electoral. El Presidente es elegido de forma directa por los vecinos. En ambos casos, el mandato es de cuatro años.


Información extraída de:http://es.wikipedia.org/wiki/Parroquia_rural_%28Asturias%29

Noticia sobre el pleito con Infiesto. El Noroeste
Villamayor aprovechando el Estatuto Municipal de 1924 forma ese mismo año la Junta Parroquial de la Entidad Local Menor, toman posesión de sus cargos al amparo de la Real Orden del dos de agosto de 1924, los elegidos tuvieron que ser nombrados por el gobernador civil de la provincia.

Los primeros cargos nombrados fueron:

  • Presidente: Joaquín Arena Marina.
  • Vocales: Emilio Lozana, Ildemaro Arena, Sabino Hevia, Nicanor Toraño y Sacramento Alonso.
 El acuerdo de formación de esta Junta es comunicado al Ayuntamiento de Piloña, pero este puso impedimentos para su creación. Según nos Cuenta el diario el Noroeste, el 16 de diciembre de 1925, el Tribunal provincial contencioso administrativo dictó una sentencia a petición de los vecinos de Villamayor contra el acuerdo del Ayuntamiento de Piloña que había denegado la petición de constituirse en parroquia rural. Prosigue el Noroeste de la siguiente manera: “La sentencia accede a la segregación interesada, y declara la entidad local menor de la parroquia de San Pedro de Villamayor, compuesta por los pueblos de Melarde, Antrialgo, Mones, Torín, La Cueva, Pesquerín y Villamayor. Los vecinos de los indicados pueblos fueron defendidos en el acto de la vista por el letrado don Alfonso Muñoz de Diego.”

Después de salvar este primer escollo se adoptaron las medidas para formar una Junta definitiva que debía estar formada por diez vocales que correspondían porcentualmente a los 2.750 vecinos que moraban en la parroquia en aquella época.

Al no disponer de un local realizaban las reuniones en una casa particular, situado en la calle Covadonga número dos, por no existir edificios públicos para el efecto. También se acuerda poner anuncios públicos con los acuerdos adoptados.
Sede actual de la Parroquia Rural de Villamayor

El 26 de febrero de 1927 se procede a la elección del presidente y comisión permanente, siendo elegidos por unanimidad:
  • Presidente: Joaquín Arena Marina.
  • Vocales: Emilio Lozana Cepa, Sacramento Alonso Pendás, Manuel Sánchez Álvarez y  Aurelio García Artidiello.
  • Vocales suplentes: Nicanor Toraño Pérez, Ildemaro Arena Zarabozo, Sabino Hevia Pérez y Dámaso Meana Rodríguez (el vocal en quinto lugar Juan Sánchez del Arenal, renuncio por escrito y de manera irrevocable).
Se nombró como depositario de los fondos, es decir tesorero, a Fernando García Artidiello.

Una de las primeras acciones llevadas a cabo fue hacer el apeo de los bienes de la parroquia y la limitación de la misma realizada en enero de 1927.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os agradezco cualquier comentario o sugerencia