viernes, 7 de marzo de 2014

Félix Alonso Arenas, un escultor de Villamayor

Félix Alonso Arenas en su estudio (Blanco en la LNE)
Un piloñés en la sede artesana de Llanes. El pintor y escultor Félix Alonso Arena expone hasta el 8 de diciembre una muestra de sus óleos y esculturas en el Centro de Artesanía y Artes Plásticas de Poo. Esta noticia fue publicada en La Nueva espeña del 09.11.2013, poniendonos en la pista de un artista nacido en Villamayor y con una obra reconocida y que muchos veriais por varios rincones de Asturias. 

Nacido en Villamayor (Piloña), en 1931, El escultor y pintor Félix Alonso Arenas vive en su retiro de la localidad piloñesa de Sevares, donde aprovecha buena parte del día para seguir ampliando su dilatada obra.

Félix Alonso Arena, que empezó a pintar a los seis años y  fue alumno de Paulino Vicente, realizó estudios en la Escuela de Artes y Oficios de Oviedo y en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, entre 1950 y 1955, becado por la Diputación Provincial de Asturias. Completó su formación en el año 1957 especializándose en imaginería policromada en la Escuela de Bellas Artes de Santa Isabel de Sevilla y posteriormente en Italia, gracias a una beca de la Diputación de Oviedo.

Su primera exposición individual se pudo ver en Oviedo -Caja de Ahorros de Asturias- en 1975. En el año 1960 consigue la plaza de profesor de la Escuela de Artes de Oviedo, donde impartió clases durante 35 años y donde llegó a ser catedrático de Modelado.

Alonso Arena es uno de los escultores asturianos más sobresalientes de la década de los años treinta y, en el lenguaje elegido: el realismo figurativo, quien mayores éxitos ha logrado, siendo en el ámbito del retrato y el monumento público, el gran especialista.

Sus obras públicas pueden admirarse en varias localidades asturianas: Cangas de Onís, Gijón, El Entrego... Oviedo.

Félix Alonso Arena presenta también un destacado trabajo en el ámbito más privado. Multitud de bustos atestiguan primero, unas dotes para el dibujo que ya merecieron el reconocimiento de profesores y compañeros de estudios y, segundo, una técnica y dominio del material y el proceso de fundición que le colocan a la altura de los grandes de la especialidad. Baste citar como ejemplos los bustos de Paulino Vicente y, aprovechando la fotografía personal que ilustra esta página, el busto realizado del profesor Grande Covián.

Seguro que habeis visto algunas de sus obras a lo largo y ancho de Asturias. Obras suyas son la Virgen de Covadonga del Centro Asturiano de La Habana (1958); el Cristo de madera del Real Instituto de Estudios Asturianos (1961;) la estatua de Pelayo de Cangas de Onís, (1970); el monumento de bronce a San Francisco de Asís en Oviedo y el de San Juan Bautista de la Salle de La Felguera, ambos de 1977. 

Asimismo es el autor del Cristo de madera de la Iglesia de Sevares (Piloña), del monumento Central Lechera Asturiana, o los bustos a Marola en Gijón y a Alfonso Iglesias en Oviedo de 1983. En 1988 esculpe los bustos de Severo Ochoa y su esposa para el Hospital de Cangas del Narcea. Otras de sus obras más relevantes son el grupo escultórico dedicado a la música asturiana y en especial a Juanín de Mieres, realizado en 1999 y ubicado en La Corredoria (Oviedo) o el titulado "Aprendices de la Fábrica de Trubia".



Estatua de Pelayo en Cangas de Onís Foto: Pablo Gómez en escultura urbana.
Homenaje al folclore asturiano en Oviedo. Foto: Pablo Gómez en escultura urbana

Aprendices en Trubia. Foto: Antonio Alba en Panoramio


Para saber mas
Escultura urbana








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os agradezco cualquier comentario o sugerencia